Select Page

“¡Tengo que cumplir esta misión!”

Martha Zapata, Eagle Pass, TX

Mi nombre es Martha Zapata, soy instrumento de la Virgen Santísima por medio de la Virgen Peregrina de Schoenstatt. El 25 de marzo de este año, tuve una cirugía de emergencia que me tomó por sorpresa. Todo fue tan rápido.

 

Como estoy encargada del cuidando a mis padres, la cirugía me pesaba mucho. Mi padre está bajo el cuidado de “Hospice” desde hace 1 año y 6 meses. Mi madre comenzó a dar señales de pérdida de la memoria. Yo también tengo condiciones crónicas, que con la ayuda de nuestra Madre Tres Veces Admirable de Schoenstatt he podido enfrentar.

 

Mi médico me informó que si no me operaba podía quedar inmovilizada. Cuando escuché, sabiendo los peligros de la cirugía, esto pensaba solamente en mis padres. Ellos dependen mucho de mi compañía. Sin embargo, al comenzar a rezarle una novena a San José, me impactó lo que hizo San José: su obediencia al haber salido durante la noche con María y su hijo para protegerlos del peligro de que mataran al niño Jesús. San José me transmitió su fe para mirar ese camino desconocido de la cirugía y poder tomar la decisión de decir: “Sí, Señor, aquí estoy, que se haga tu voluntad, dispón de mí”. Y, a María Santísima: “Cuida de mis padres”.

 

La cirugía comenzó a las 12 del mediodía y terminó a las 7:00 p.m. Luego de dos horas de recuperación, a las 9:00 p.m. ya estaba despertando, ansiosa por hablar. Hasta me habían dicho que posiblemente perdería la voz, ya que he tenido otras operaciones de tiroides. Pero gracias a Dios aquí estoy de nuevo… Me faltan órganos y me han remplazado vértebras, pero Dios todo lo puede. ¡Dios tiene algo más para mí; estoy convencida de que tengo que cumplir esta misión!

SIGN UP TO RECEIVE THE LATEST POST & NEWS